lunes, 22 de agosto de 2016

Mi viaje a Japon.Dia 5 La experiencia mas loca de mi vida (hasta ahora)( Mercado Tsukiji + Isla Odaiba )

Cuando me levante, tarde por cierto ya que venia de dos viajes a Osaka , no sabia que este iba a ser uno de los días mas aprovechables de todo el viaje.
Salí para el mercado de Tsukiji, el mercado de pescados y mariscos mas grande del mundo. Ese famoso, donde a las 5 am hacen la subasta de atún, evento super codiciado por los turistas en internet, aunque no es demasiado bien visto, por los locales, la presencia de turistas. Me costo bastante encontrarlo, ya que no estaba tan cerca de las paradas de la JR, pero caminando, con ayuda de algún que otro cartel pude llegar.
Cochecitos y motos van por todos lados, a lo cual hay que estar demasiado atento, ya que si uno esta paseando como si estuviera en el Times Square, te pasan por arriba, debido a que la gente local trabaja. Como eran las 11 am, la mercadería, imagino, no era la misma que a primera hora. Se ve que habían vendido bastante, aunque se logro distinguir la variedad y rareza de los peces, vivos y muertos. Después de perderme por sus pasillos mojados y con mucho olor a pescado, me fui a comer a un restaurant apenas saliendo del mercado, en donde comí unos fideos con salsa di mare, muy ricos. Después de ahí partí hacia la Isla de Odaiba, no muy conocida en Tokio.
Aquí empieza lo que hasta ahora fue una de las mejores tarde/noche de mi vida, por lo novedoso y fantástico de las cosas que hice. Para llegar, se lo debe hacer vía un tren elevado, que cruza la bahía de tokio. Este tren no esta incluido en el Jr, pero se puede sacar un pase por todo el dia, para usarlo indefinidamente. Edificio Panasonic, Tokyo Sight, Mega Web Toyota, con simuladores de gran turismo 6, otro de rally, los cuales fueron super divertidos.
Saliendo de la web de Toyota, hay un super shopping outlet, con precios bajos y ropa de muy buena calidad. De ahí, me fui a buscar la estatua de la libertad, o por lo menos la copia de la que esta ubicada en la costa de Manhatan. De noche, iluminada y con un puente, que se asemeja al de Brooklyn, la vista era impensada. Pegado a la estatua, otro centro comercial, no tan outlet, pero lindo de ver.
Para finalizar, y aquí me detengo, fui a un Onsen (baño termal típico japones). Uno de los mas grandes de Japón. Eran casi las 8pm, tenia tren hasta la medianoche, y no sabia a donde me metía. Pague, me cambie, quedandome con un Kimono, y solo boxer abajo, y entre a recorrer el enorme complejo con DE TODO. Entre, como primera parada, al baño termal mas grande el complejo, una especie de complejo, dentro del complejo, paradojicamente hablando, que tenia piletones con aguas con diferentes temperaturas, hidromasajes, y banquitos para bañarte "sentado". La experiencia fue de locos, entre a un lugar, con mas de 50 japoneses desnudos, como yo, y donde claramente era el único "no local". Contrario a mis pensamientos e ideales, no me importo nada, y no tuve vergüenza ni pudor. Me bañe, sentado en un banquito, afeite, y probe todos los piletones , que son super relajantes, de verdad. Me di un masaje de 1 hora en las piernas y los pies, para renovar las mismas luego de 5 días de mucha caminata. Cuando lo compre pensé que era todo el cuerpo, pero problemas en la traducción resulto ser solo piernas y pies. Al salir, seguí recorriendo, y encontré un pileton, donde están los famosos pecesitos que te comen lo que no sirve de tus pies. Experiencia divertida, aunque termine algo enojada ya que al lado mio había un japones, con los pies hechos pelota, el cual me robaba casi todos los pecesitos. Termine el día, comiendo dentro del complejo, para cambiarme y tomarme el ultimo tren para volver hacia tokio.
Uno de esos días que no se olvidan facilmente.
Proximamente: El día 6, con la experiencia de ver a River frente al mejor equipo de la historia, en Yokohama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada