sábado, 30 de marzo de 2013

Diario de viaje: Paris (2°parte)

Despierto tarde, tipo 10 am, después de recuperar piernas y sobre todo energía, luego de un primer día agotador, pero hermoso. Me tome un tren y me baje en Gare de'Anthony, y de ahí a caminar. Me encontré con el museo de la historia natural, que me mande porque era gratis, un museo tipo ciencias naturales como los de acá,no mucho para rescatar. Pase por el palacio de justicia,pero esperaba lo mas importante, encontrarme con la catedral de Notre-Dame. Me la encuentro, la miro de todos los lados, imponente, viejita ya, cumple 850 años justo el 2013. Hice fila y entre gratis, había misa la cual era precedida por muchos locales, medio como que debe ser molesto para el que presencia la misa, ver que los turistas andan de aqui para allá, aunque con mucho respeto y silencio. Imponente como edificio, no soy fanático de las iglesias, pero ver tremendo trabajo arquitectónico, no se puede desperdiciar y se admira mucho. Salí y fui en busca del museo Louvre, el cual no se dejaba encontrar, pero como en todo el viaje fui mas fuerte y lo encontré. Un patio tremendo con las pirámides transparentes clásicas de la película "El código da vinci ", y como justo era primer domingo de mes, era gratis, así que la re pegue y me ahorre unos 20 euros aprox de entrada Lo primero que se ve son la pirámide mayor, y unas pirámides mas chiquitas, dentro de un patio enorme, protegido por edificios que parecen murallas. Como museo no creo que haya un solo adjetivo que lo defina, no soy habitue de los museos, pero estar dentro de ese, te guste o no el arte, es disfrutar y valorar donde estas. Tremendo edificio, donde uno se pierde adentro, los techos, si los techos de el museo, en su gran mayoria, son obras de arte casi, o mas imponentes que los mismos cuadros que se muestran. Fue lo que mas me llamo la atencion. Con cuadros que uno ve y dice " esto lo pintaban hace 500, 800 años, como se les puede pasar por la cabeza tremendas obras de arte, o situaciones ilustradas, es increible pensar que lo hacian. Fui en busca de la Giaconda, o La Mona lisa, que tambien se hizo la exquisita y no se dejaba encontrar, pero obviamente la encontre. Esta dentro de una habitacion, en la cual enfrente tiene un cuadro que es casi una pared entera, y ahi del otro lado esta La Giaconda. Toda la gente amontonada, con todo tipo de camar y filmadoras para sacarle fotos. Un cuadrito chiquito que se ve como a cinco metros de distancia por seguridad, que claramente lo decepciona a uno. Sali del museo y me fui a buscarla a ella. Camine kilometros y kilometros, las ampollas ya se iban generando en los pies, pero todo conocer lo que mas pueda era mas fuerte que el dolor y ardor. La encontre, La Torre Eiffel, en mi segundo encunetro, esta vez la mire de otro angulo, justo enfrente, en donde para mi se saca la postal de paris, que es la foto de la torre en el medio y el señña y las calles que la rodean por los costados. Hice la cola y subi por las escaleras, hasta un poquito mas de la mitad de la torre, porque hasta el tope, se sube solo por ascensor. Interminables escalones, pero se disfrutaba subirla, donde se aprecia mejor que nunca el pedazo de obra que se mandaron esta gente. Tenes dos paradas, una que la llaman el primer piso, y subiendo mas escalones, se llega a lo que se llama el segundo piso. En cada piso se aprecia la vista casi 360° de paris, y se aprecia de sobremanera su arquitectura, sus manzanas sin formas, como diagonales. Obviamente en cada piso, tienen locales con ventas de recuerdos y souvenirs, y como era de esperar, no me alcanzo con comprarme cosas en un solo local, si no que me tuve que comprar en los dos. Baje y con las revoluciones a mil por haber subido tremendo monumento, encare para el hostel, pase por la avenida de los campos eliseos de noche, aproveche me compre la campera que tanto busque y necesitaba ya que me empezaba a cagar de frio mal por la falta de abrigo que no habia llevado. Aprox, de la torre al hostel le meti dor horas, entre que me perdi y compre un par de cosas de me hizo re larga la caminata. Dejo las cosas y como descubri que se podia cocinar en el hostel, me fui a comprar unos fideos con quesito y me los cocine. Fin 2° dia en Paris.
La noche anterior conoci un argentino, asi que a la mañana partimos hacia la ciudad de Versalles. A 30 minutos aprox. de Paris, en tren, se encuentra esta ciudad de lujo y con mucha historia. Una ciudad hermosa, fina y delicada, justo el palacio estaba cerrado por ser lunes, pero sus patios y jardines no, asi que los recorri todos y aprecie su belleza infinita y mucho verde. Compre mi primer perfume del viaje, el cual una parisina divina, fanatica de las novelas latinas y argentinas, que entendia español, pero no lo hablaba, me lo vendio mas de lo que yo lo compraba. Despues pase por el Centro Pompiduo donde habia una muestra de arte de Dali. Tambien como en el Louvre, es increible pensar que ese tipo pintaba, y hacia las obras que hizo, cientos de años atras con una demencia y locura que se notaba, y luego mucha caminata perdidamente por Paris hasta volver de nuevo al hostel. Fin de 3° dia en Paris.
Continuara en una 3° y ultima parte de Paris y despues empezare por el resto de las Ciudades visitadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada