jueves, 29 de diciembre de 2016

Mi viaje a Japon Dia 7. Kyoto, la ciudad mas fotogenica que conoci.

Tenia algunas expectativas con respecto a esta ciudad. La antigua capital de Japón, la ciudad de los templos budistas mas importantes del país, la ciudad donde se mantiene una comunidad importante de "geishas" originales. Kyoto, la ciudad donde el populismo masivo de Tokyo, no llego, y mantiene intacta su belleza de años de emperador. Llegue temprano tipo 9:30 am luego de un viaje en el ya conocido tren bala. Menos de 3 horas.
La estación de Kyoto es enorme, fácil de perderse, y claramente lo hice. Pero como siempre uno encuentra el camino, esta vez gracias a un mapa pude lograr salir. Llovía, mi primera lluvia del viaje, y pude realizar un anhelo tonto de comprar un paraguas "transparente" típico japones. Y empecé mi recorrido.
Tenia todo el día, sabia de movida que no me iba a alcanzar, pero al terminar el día deduje, que Kyoto es una ciudad para dedicarle mínimo 3 días.
Empecé por el Templo Toji, el cual es galardonado y conocido como ser una de las estructuras mas grandes del mundo hecha completamente en madera. 5 pisos, como en los típicos templos de Japón, no se puede entrar, aunque al principio pensé que se podía subir, como un loco buscaba una entrada que no existía.
Sabia, además, por ser bastante investigativo ( palabra inventada o no, se va a entender) en las previas de mis viajes, que los días 21 se arma un mercado en el cual se encuentra de todo. Muchas antiguedades, esculturas budistas y de diferentes religiones, callecitas de tierra, que con la lluvia se hicieron un paseo bastante sucio. Lluvia, paraguas, y chinos por todos lados, hicieron del paseo en el mercado un poco incomodo. Pero estaba en Kyoto, que me importaba.
Caminases por donde lo hagas, encontrabas un templo, encontrabas una esquina fotografiable, y como dice el titulo sin duda, hasta ahora, es la ciudad mas fotogénica que he conocido en mi vida. Por su contraste entre tanta antiguedad milenaria, y un poco de modernidad, la cual no es avallasante ya que se complemente con la arquitectura, hace de una ciudad magnifica para disfrutar y perderse en sus calles.
Pase por la Kyoto tower, una torre de casi 70 metros, enfrente a la estación de trenes, la cual tiene un observatorio en su cúspide de 360 º con una magnifica vista de la ciudad.
De ahí se podía visualizar el templo Toji, y pude observar un gran buda dorado sentado, el cual no lo tenia investigado, y cuando baje quise ir en esa dirección a ver si lo encontraba, pero no tuve suerte. Locales de Yodobashi cameras, Mac Donalds.
Pase por el templo del agua , y en el camino me cruce y encontré con otros 3 templos, todos muy parecidos, pero cada uno te genera una impresión distinta, haciendo del paseo algo único.
Por ultimo subí a unas colinas de la ciudad, en calles únicas e inigualables, con casitas típicas de madera, "geischas modernas" con celular, pero vestidas como las antiguas, y locales únicos orientados al turismo. En la cima, me esperaba una de las imagenes que mas me quedo del viaje, y de esta ciudad. Era un complejo de templos, si no me equivoco, el complejo mas grande de la ciudad, donde sus principales templos eran de color naranja, mi color preferido, y pinturas hermosas.
Es una de esas ciudades que te transmite la paz y tranquilidad típicas de un país como Japón, y a tan solo 2 horas y media de la ciudad bestial, populosa y hermosa porque no , como lo es Tokyo.
Sin dudas Kyoto es una de las ciudades que tengo marcadas para volver y dedicarle el tiempo que se merece.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada