miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ya no es lo mismo

Volví al pueblo, donde pase cuatro años maravillosos y en los cuales madure en muchos aspectos de mi vida, de una manera que a mi forma de verlo, no lo podría haber hecho si me hubiese quedado en Buenos Aires. Volví después de unos meses largos y justo para una fecha en la que seas o no creyente, te guste o no la navidad, siempre lo pone a uno medio sensible, medio maricón.
El pueblo ya no es el mismo que yo deje o lo que me parece mas apropiado, yo no soy el mismo, que dejo el pueblo, para irse a la gran ciudad. Tanto en familia como en amigos, salvo dos amigos que pese a todo estarán y yo estaré para ellos y lo saben muy bien, las relaciones cambiaron, las charlas ya no son las mismas, las salidas no se disfrutan o no las disfruto como lo puedo hacer hoy en día acá en la capital o como lo hacia en su momento cuando pasaba mis años de rebeldía en el campo.
Dentro de esta historia, vuelve a ser protagonista una mujer, una chica, de la cual como paso años atrás con la historia que comencé este blog, hacia un par de años que no la veía y recuerdos y sentimientos reflotaron enseguida, para que la historia termine de la manera que uno nunca quiere y espera, por lo menos esta vez no fue tan doloroso ni sufrido. Un pibe muy enamoradizo me dicen los que me conocen, es así y ya aprenderé a no serlo tanto, si es que es eso lo mejor. Esta historia se podría tomar como la frutillita del postre para darme cuenta que yo no pertenezco a ese "mundo", a ese lugar, a esas historias que supe compartir años atrás. Esto es un pensamiento que genero, ya con el viaje devuelta encima, es decir con las ideas y observaciones recién salidas del horno. Y aunque estas ideas puedan cambiar, no por eso no voy a sacar a la luz los pensamientos y sentimientos que me reflotan y genero en este momento y que me liberan un poco. Como positivo vuelvo a rescatar esos amigos, que pese a la distancia, en un caso mas que en el otro, se que son gente a la cual siempre quiero tener junto a mi.
Por eso ya no es lo mismo que solía ser, pero eso no quiere decir que sea malo, lo bueno puede estar por llegar si es que ya no llego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada